jueves, 21 de marzo de 2019

Consejos para practicar Yoga teniendo problemas de corazón

Ante todo, si tienes graves problemas de corazón, por favor, consulta con el médico especialista que te esté tratando antes de nada. Pero creo que esta puede ser una entrada muy interesante porque dejando a un lado el concepto del yoga que tienen algunas personas, el yoga no es para presumir, ni para hacer posturas dificilísimas o contorsiones cuando vas a hacerte una foto delante de un monumento. El yoga es para todos, desde niños a ancianos, porque se adapta a todos, y porque cada asana tiene varios niveles que puedes hacer y con eso se hace aún más adaptable. Y habiendo explicado esto, os dejo algunos consejos para las personas que tengan problemas de corazón y quieran practicar Yoga, ya que debemos ser responsables.


1. Las posturas invertidas no son las mejores para ti, cuando empezamos siempre pensamos en lo maravilloso qué será cuando podamos hacer una "parada de cabeza" o una "parada de manos", pero estas posturas, al igual que otras invertidas más fáciles como "la vela", no son lo mejor para ti si tienes problemas de corazón. Recuerda que en esas posturas el peso de la mayoría de tus órganos cae sobre tu corazón, por lo que podría ser contraproducente para ti. Piénsalo con calma, hay multitud de asanas que no van a poner en riesgo tu corazón.

2. Para algunos problemas de corazón, las torsiones están contraindicadas, si es tu caso no debes hacerlas.

3. Di no al Bikram Yoga. Si tienes problemas de corazón, un entorno con una temperatura tan alta no te va a hacer bien, esto lo entenderán sobre todo las personas que padecen o han padecido taquicardias, uno de los desencadenantes son las temperaturas altas o los entornos caldeados. Pero en general, cuando hacemos esfuerzos el corazón bombea sangre más fuerte, si además estamos acalorados, podría ser un cóctel bastante perjudicial para ti. 

4. Si los problemas que tienes te impiden hacer grandes esfuerzos, no pases demasiado tiempo agotándote haciendo yoga, no hace falta que estés una hora, puede hacer menos. Lo importante es la constancia.

5. El médico especialista es el que mejor conoce lo que no debes hacer para que no tengas problemas, ya que hay muchos tipos de problemas de corazón, si tu médico te ha prohibido hacer algo concreto, y hay asanas que incluyen hacer lo que te han prohibido, simplemente no los hagas.

6. Tú te conoces mejor que nadie, al practicar yoga evita cualquier postura que notes que te hace subir la presión arterial, o que aumente tu frecuencia cardíaca. 

7. Para las personas que llevan marcapasos, es mejor tener cuidado para no darse golpes en la zona donde está implantado. 

Espero que estos consejos de sentido común te hayan podido ayudar. El yoga es maravilloso, pero es necesario adaptarlo a nuestras limitaciones para practicarlo de manera sana y segura.
Es un texto original de Isabel Galiot, todos los derechos reservados.

No hay comentarios: