sábado, 24 de marzo de 2018

No tomaría leche de vaca aunque no fuera intolerante a la lactosa, ¿soy una futura vegana?

Esta entrada es muy personal, y me gustaría que la leyerais con la mente abierta. He querido que estuviera en el blog ya que lo explico una y otra vez "fuera de Internet", así que se me ha ocurrido contaros aquí mi opinión sobre que a día de hoy pienso que no tomaría leche de vaca aunque no fuera intolerante a la lactosa.




Primero empezaré contándoos que comencé con los problemas de intolerancia a la lactosa en mi adolescencia, y aunque eran aparatosos, el médico nunca me mandó hacer las pruebas, y no ha sido hasta este año, con 35 añazos, cuando he conseguido que me las hicieran y mi curva ha salido totalmente plana, es decir, soy completamente intolerante a la lactosa, por eso me pongo tan malita, a nivel de que hasta tengo dolores musculares cuando tomo leche.

Pero el caso es que hay personas que se preocupan por mí porque sin tomar leche he adelgazado 10 kilos. Yo soy una persona muy delgada, no tengo ningún problema de tiroides y aparentemente no hay problemas que hagan que no engorde, simplemente soy así, y los únicos alimentos que existen que me hacen engordar son los lácteos, da igual lo que coma, solo los lácteos me hacen engordar, por tanto, si no puedo tomar leche, me mantengo muy delgada, y como he dicho, algunas personas se preocupan mucho.

En el transcurso de estos últimos años, sobre todo 2016 y 2017, por diversas causa, de problemillas de salud, de mi intolerancia a la lactosa y de que se descubrió que tampoco tolero el gluten, he investigado y aprendido muchísimo sobre los alimentos que nos hacen daño, y ¡sobre el daño tan grande que hacemos a los animales!, he investigado sobre veganismo, he aprendido que es el especismo, he visto documentales de personas muy implicadas con que el mundo no sea especista, y he, digamos, cambiado el chip. Por eso, cada vez como menos carne, no he dejado de comerla totalmente, ya que la mayoría de vegetales me dan alergia, pero mi dieta ha cambiado mucho, si vierais la nevera de casa, prácticamente todas las baldas están llenas de fruta, y la única carne que como de momento es pollo, y muy ocasionalmente alguna otra. Si me paro a reflexionar, me doy cuenta de por qué camino voy, y sí, es posible que sea una futura vegana, pero me lo tomo con mucha calma, porque hay muchas cosas que no puedo comer, y no quiero tener défecits alimentarios que me hagan enfermar.

El caso es que con todo esto, con todo lo visto y aprendido, lo que más me ha impactado es el caso de las vacas y la leche, no lo puedo soportar, lo paso muy mal cuando veo en los documentales lo que les hacen, como sufren, sé que todos los animales que van a ser sacrificados sufren, pero a mí lo que más me afecta es el tema de las vacas y la leche.

Así que ya varias personas me han dicho que han creado una "pastillita" que hará que los intolerantes a la lactosa puedan volver a tomar lácteos, y yo con lo aprendido estos años digo "no", aunque me vea flaquísima, aunque no pueda comer postres riquísimos, ni queso azul danés y pizzas de tropecientos mil quesos, digo NO, porque las vacas sufren muchísimo.

Cuando las vacas llegan a la madurez sexual las inseminan, a la fuerza, con un máquina, cuando tienen el ternero, su bebé, se lo arrancan, la madre y el hijo sufren muchísimo, y la vuelven a preñar, para que siga dando leche durante toda su vida fértil y poder explotarla, una vez que la vaca ya no es fértil, la sacrifican, porque ya no sirve para nada. La vaca es completamente un objeto de consumo humano. A todo esto debemos añadir, que no viven entre algodones, que las llevan al sitio donde las ordeñan y las hacinan allí, que las tienen que atiborrar de medicamentos, porque se les infectan las ubres, les salen heridas y les sale pus, etc.

Y ahora, pensemos como un no especista, si como humana has sido madre y has dado el pecho, recuerda lo que has sufrido, yo no he sido madre, pero lo he escuchado mil veces, el dolor que causa amamantar y tener los pezones constantemente mojados. Si has tenido hijos, recuerda lo difícil que es un parto, y lo que se sufre. Piensa en que una vaca sufre esto una y otra vez. ¿Te imaginas que te separaran de tu bebé nada más nacer?, una y otra vez durante toda tu vida, y te preñaran una y otra vez. Es duro pensarlo, lo sé. Si piensas, "pero es solo una vaca", estás siendo especista, ¿por qué tu eres mejor que las otras especies?, ni tú ni ninguna otra especie debería sufrir este daño. 

Y estoy siendo muy "light" en mi explicación, porque me suelen decir que soy muy dura cuando hablo de esta realidad. Pero sí te digo que no quiero volver a tomar leche, ni aunque si me dieran una pastillita pudiera volver a tomarla, yo antes no sabía estas cosas, nos tienen con los ojos vendados. ¿Por qué tienen mis gatas derecho a vivir como reinas, sanas, cómodas, felices, alimentadas, cuidadas, con su veterinario, y otras especies como las vacas no? ¿Y yo misma? 

Sí piensas que es una locura, realmente no estás siendo sincero contigo mismo, ni con la realidad del mundo en que vivimos, y solo estás mirando para otro lado. Es verdad que pienso que todo el mundo no está preparado para vivir ciertas cosas y aprender ciertas lecciones, no importa la edad de esas personas, solo espero, que si no te gusta lo que has leído, en un futuro, si estés preparado.

Recuerda algo más, el mundo está cambiando, siempre, ¿te vas a quedar estancado o vas a cambiar con él?
Es un texto original de Isabel Galiot, todos los derechos reservados.

2 comentarios:

Princess Pea dijo...

Me alegra tanto leer a gente como tú, concienciada y aunque con dificultades se toma la molestia de informarse y tratar de llevar un estilo de vida lo más respetuoso posible... Me da cierta esperanza en la humanidad frente a la gran oleada de comentarios de gente que pone excusas o simplemente le da igual porque "está buena" o "yo no puedo vivir sin queso".

Isabel Galiot dijo...

Muchísimas gracias, lo intento lo mas que puedo. Y si esas personas que dicen "me gusta el queso" supieran que te acostumbras y no pasa nada de nada.